sábado, 30 de diciembre de 2006

Cuando la solución de las inundaciones no es regular los ríos, se convierte en erradicar los cascos históricos de algunas ciudades como Ciudad Rodrigo

Aragón Liberal (Enviado por: José Carlos Navarro) , 30/12/06.- Narbonica: Para ser ministra del agua tienes costumbre de meterse en todos los charcos, sobre todo para se éste un barrio histórico anterior a los Reyes Católicos.
A ver si en vez de quejarte solucionas algo sin eliminar al que tiene el problema.

España inundable o inundada de Narbona

Manifiesta el refrán que en boca cerrada no entran moscas, a no ser que esta sea una nueva moda del ecologismo de salón. Algo parecido le debe pasar a Cristina Narbona que pasa de las corridas a las inundaciones.

Urbanismo inundable que por si es poco su nunca última aportación no la ha recogido el proyecto de ley del Suelo de su compañera María Antonia Trujillo.

Resulta que según la ministra la culpa que se inunde el histórico Barrio del Puente de Ciudad Rodrigo (Salamanca) es porque sus casas se han construido en zona inundable, por lo que con el dinero que costará la presa de Irueña se podrían haber alojado a las 300 personas del Puente en viviendas de alto standing.

Para ser ministra del agua tiene costumbre de meterse en todos los charcos, sobre todo para se éste un barrio histórico anterior a los Reyes Católicos.

No en vano para Eugenio García Zarza, catedrático de Geografía Humana de la Universidad de Salamanca: "comparar una infraestructura necesaria con un barrio histórico consolidado me parece una estupidez soberana".

Una lectura rápida al maestro Chueca Goitia le hubiese puesto en antecendentes sobre la historia y el urbanismo, sin tener que leer a Benévolo.

No estaría yo tan seguro la afirmación de la ministra de que en estos tiempos no se hubiera construido, ante una voracidad urbanizadora de Ayuntamientos y particulares.

Pero de eso no se habla en el Proyecto de Ley del Suelo. Tampoco se habla de las conclusiones de distintos informes técnicos, algunos del propio Ministerio, donde es previsible que con el cambio climático aumente la cota del nivel del mar.

Nuestras colmatadas y construidas costas pasarían a ser inundables y el ministro del ramo corrspondiente diría: con nosotros esto no hubiera pasado.

José Carlos Navarro Muñoz.

De Monzón Liberal

No hay comentarios: